miércoles, 4 de febrero de 2015

Los guisantes del secano

  • Introducción:
En muchos casos la subvención por rotación de cultivo hace que nos planteemos en muchos casos que cultivo nos puede ser mas rentable y ademas tener derecho a cobrar esta subvención. Aunque el abanico es muy grande, se reduce cuando la siembra es de secano y ya tenemos sembrado cereal. Una buena alternativa es sembrar otro cereal y así la obtendríamos, según la nueva norma, sin embargo otra alternativa que esta teniendo gran aceptación desbancando al girasol y garbanzos son los guisantes de secano.

  • Guisantes:
La mayoría de nosotros apenas habíamos pensando en este cultivo, salvo de oirlo en foros o algún vecino que los ha experimentado. Yo sinceramente es el primer año que los siembro y según los resultados así seguiremos. El guisante de secano tiene un gran beneficio, no necesita abonos ni aportes de nitrógeno, esto lo hace mas rentable, pero si existe riesgo de plagas, tanto fungicidas como por insectos y esto hace que dudemos en su siembra.

  • Dosis:
En cuanto a dosis hay mucho escrito, igual que en el cereal, tenemos la manía de que cuantos mas kilos por hectárea se aporten mas kilos se recogen, sin embargo no es así. En el caso de los guisantes debemos tener la precaución de empapar bien la tierra de semillas para evitar que se crié la mala hierba, sin embargo si nos pasamos la producción puede verse menguada en calidad y tamaño. Recomiendan entre 150 y 220 kilos por hectárea, yo me he quedado corto y he aportado unos 142 kilos, esperaremos a ver que sale.
  • Época de siembra
Igual que en todos los casos, hay varias opiniones, la mayoría están entre diciembre y febrero, aunque haya extremos que también son validos. Todo depende del año y del ciclo del guisante. El ciclo no suele ser muy largo, por lo que una siembra temprana acompañada de heladas tardías es una gran perdida de producción. En mi caso la siembra ha sido realizada en enero,, concretamente a principios de enero.